FLASH DE NOVEDADES:

Citas de Heinrich Heine: "Si quieres viajar hacia las estrellas, no busques compañía" █ "Los sabios emiten ideas nuevas; los necios las expanden". █ "La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca". █ "Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres". █ "Un amigo me preguntaba porqué no construíamos ahora catedrales como las góticas famosas, y le dije: Los hombres de aquellos tiempos tenían convicciones; nosotros, los modernos, no tenemos más que opiniones, y para elevar una catedral gótica se necesita algo más que una opinión."

Ciudadanos de Babia

20.5.09

Poema inacabado

En mi espera de dos horas de un amigo que nunca llega, pienso para no sentirme solo. Al fondo del local, cerca de la esquina, donde la luz del sol apenas me ilumina, tú puedes descubrirme. Acaricio un vaso medio lleno de un extraño aguardiente que con el paso de los minutos se vuelve mas áspero. Tres vasos vacíos sobre mi mesa delatan el tiempo que llevo aquí. No me ayuda fijarme en el segundero del reloj que hay sobre la vitrina de bebidas alcohólicas, ni mirar mis zapatos con cierto automatismo, mezcla de timidez y cansancio crónico. La noche apunta su espada sobre mí, dejándome ver al fondo un pedazo de luna. Nadie se ha dado cuenta de que he estornudado.

Arranco una servilleta de su cápsula metálica he intento esbozar algunos versos. Me vienen a la mente palabras como: desazón, angustia, pomelo, Trieste y manzana. La mancha natural del mármol de la mesa, donde sostengo mi espera, me recuerda a Patricia. Posiblemente caeré de nuevo en el pozo de todos sus recuerdos, donde nunca hay buenos versos que beber. Lástima de servilleta. Ultrajada con mi punzante bolígrafo de palabras inconexas y febriles, donde algunos encuentran algo llamado poema.

Entran dos tipos encorbatados, acompañados por sus simpáticas maletas. Las adjetivo como simpáticas, ya que ambas al entrar me han sonreído. Me recuerdan a las mujeres las maletas. Hermosas, firmes y llenas de secretos. Sus dueños toman asiento, y tal vez por el exceso de licor en mi sangre, o por un designio divino, se transforman ante mí en dos cocodrilos. No paran de parlotear, reír y mirarme con inquietud. Pobres, no les culpo. Son adorables.

Sigo maltratando la servilleta con sutiles puñaladas en el cuarto verso. Y en mi cama la sábana escupe tus recuerdos, anoto con ardor de estómago. El poema esta condenado a no ser acabado, me lo dice la misma voz que lo narra. Doy el último trago al vaso. Lamento haberme levantado esa mañana de mi cama y haber pensado que tal vez sería un buen día para concluir algo. Dejo unas monedas sobre la mesa y un cadáver de papel que muere en tinta azul.
Mientras, en un callejón se desangra un payaso tras haber comprobado que un niño le ha robado el corazón.

Jaime López

4 comentarios:

Juan Malva Pastor dijo...

sana envidia de llegar a tales reflexiones sé que siempre fuiste bueno pero como diria tony ahora eres muy bueno sentierse bien con tigo mismo ha habierto nuevos caminos en tu escritura y espero que eso no se rompa nunca quisiera que no fuera una racha sino un camino ya me entiendes un saludo y salud

Carlos dijo...

- Joder Jaime me has dejado planchado con ese pedazo de cacho, de trozo, de incabada poesía. Es genial leer cosas así.

Jaime López dijo...

Gracias por vuestras palabras, me sirven de aliento en este noble ofício de la escritura.
Todo surge con imágenes, sentimientos y voluntad de plasmarlo al papel.

un cordial abrazo.

Arwen dijo...

Estoy de acuerdo en que siempre nos sorprendes. Eres un escritor genial.
Me encanta este "Poema inacabado". Es original, estás en "la nueva onda" de los más contemporáneos, y eres bueno, en serio.
Sigue escribiendo, Jaime, y no pares.
Tk.

Vota este blog en Bitacoras.com ¡Gracias!

votar