FLASH DE NOVEDADES:

Citas de Heinrich Heine: "Si quieres viajar hacia las estrellas, no busques compañía" █ "Los sabios emiten ideas nuevas; los necios las expanden". █ "La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca". █ "Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres". █ "Un amigo me preguntaba porqué no construíamos ahora catedrales como las góticas famosas, y le dije: Los hombres de aquellos tiempos tenían convicciones; nosotros, los modernos, no tenemos más que opiniones, y para elevar una catedral gótica se necesita algo más que una opinión."

Ciudadanos de Babia

23.2.09

'Diccionario del Diablo' de Ambrose Bierce #2

Belladona, s. En italiano, hermosa mujer; en inglés, veneno
mortal. Notable ejemplo de la identidad esencial de ambos idiomas.

Belleza, s. Don femenino que seduce a un amante y aterra a un
marido.

Benefactor, s. Dícese del que compra grandes cantidades de ingratitud,
sin modificar la cotización de este artículo, que sigue al alcance
de todos.

Beso, s. Palabra inventada por los poetas para que rime con “embeleso”.
Se supone que designa, de un modo general, una especie de
rito o ceremonia que expresa un buen entendimiento, pero este lexicógrafo
desconoce la forma en que se realiza.

Bigamia, s. Mal gusto que la sabiduría del futuro castigará con la
trigamia.

Blanco, adj. Negro.

Boca, s. En el hombre, puerta de entrada al alma; en la mujer, vía
de salida del corazón.

Boda, s. Ceremonia por la que dos personas se proponen convertirse
en una, una se propone convertirse en nada, y nada se propone
volverse soportable.

Bolsillo, s. Cuna de los nativos, tumba de la conciencia. En la
mujer, este órgano falta; en consecuencia, actúa sin motivo, y su conciencia,
desprovista de sepultura, queda siempre viva, confesando los
pecados de otros.

Botánica, s. Ciencia de los vegetales, comestibles o no. Se ocupa
principalmente de las flores, que generalmente están mal diseñadas,
tienen colores poco artísticos y huelen mal.

2 comentarios:

Arwen dijo...

¿Quién es el autor del Diccionario del Diablo? ¿Qué sabemos de él?
Es realmente ingenioso y mucho más que macquiavélico. Es realmente diabólico. Y hasta hace reír. Da miedo cuando el diablo hace reír. Y también cuando alguien se dispone a hablar bajo tal título.
Pero es que es interesante con ganas.

El-Al-Eim dijo...

No era adjudicada a Ambrose Bierce, o a un apócrifo suyo, una frase que decía algo así como "¿Moral femenina? Las mujeres carecen de tal cosa", o algo así?
Corríjanme si me equivoco, y si tienen alguna información al respecto, se la agradecería.

Vota este blog en Bitacoras.com ¡Gracias!

votar