FLASH DE NOVEDADES:

Citas de Heinrich Heine: "Si quieres viajar hacia las estrellas, no busques compañía" █ "Los sabios emiten ideas nuevas; los necios las expanden". █ "La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca". █ "Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres". █ "Un amigo me preguntaba porqué no construíamos ahora catedrales como las góticas famosas, y le dije: Los hombres de aquellos tiempos tenían convicciones; nosotros, los modernos, no tenemos más que opiniones, y para elevar una catedral gótica se necesita algo más que una opinión."

Ciudadanos de Babia

24.7.09

LIBRERÍAS DE VIEJO


Ángela Barrios «La gente viene con pocos libros, los más importantes, y dice «ayúdeme»»
11-7-2009

Librera de viejo en la Cuesta Moyano, de Madrid

FRANCISCO SECO

Blanca Torquemada

Antonio Astorga

Virginia Ródenas

-No cesa el goteo de los que venden sus libros.

-Hay gente que viene y dice «ayúdeme». Incluso vienen con muy pocos libros, los más importantes. Me produce una tristeza terrible. Luego, como siempre, vienen los que ya no tienen sitio para comprar más, los que se cambian de piso a otro más pequeño -que de esos ahora hay muchos- y no les caben, los que proceden de testamentarías, de la biblioteca del padre o el abuelo que ya no están y que, a veces, ni siquiera miran lo que contiene y que no les importan esos libros leídos y guardados durante toda una vida.

-¿Y qué encuentra entre sus páginas?

-Fotos, escritos, todo tipo de artículos de prensa y notas sobre ese título, cartas... Cuando veo algo que verdaderamente no me corresponde tener, hablo con el vendedor y, si quiere, se lo mando por correo. Durante un tiempo guardé todo lo que encontraba y tenía cosas muy diferentes, sobre todo cuando compraba más libro antiguo. Muchos objetos religiosos también. Y hay muchos libros con anotaciones. Mire éste, con frases a lápiz, que es muy divertido: «Volvoreta», de Fernández Flórez. Edición de 1942. Primera página: «Libro horriblemente feo»; página siguiente, «tiene mal gusto». Está claro que a esta lectora, porque la letra es de mujer, no le gustó nada. No sé, lo encontraría subido de tono. Lo vendo así, nada se borra, eso forma parte del alma del libro.

-¿Qué interesa más?

-Depende del momento. Al ser un comercio de lance lo más importante es el precio del libro, no su especialización. En Moyano vendemos de todo, salvo el puesto 25, que es de música, y somos imprescindibles para alguien que haga un trabajo intelectual, ya que somos las únicas librerías de fondo, aunque eso también ha cambiado con internet.

-¿La Red les dio o les quitó?

-Antes cada librero era el rey de su librería de viejo y ponía los precios sobre los parámetros que consideraba, pero ahora eso lo ha roto internet porque buscas un libro viejo o antiguo por el ordenador y te salen como poco cinco librerías que lo tienen a precios dispares. Pero también lo veo como una ventana enorme: jamás pensé que me llamaran de Taiwán para pedirme un libro.

-¿Qué libro buscó y no encontró?

-Libros sin importancia, escritos entre los años 40 y 50 y que no están en ningún sitio. No son grandes libros, porque le confieso que ahora no tengo capacidad económica y nosotros pagamos al contado cuando compramos. Por eso tengo que ser muy exquisita y calibrar. Ir a una casa a comprar es como el goloso que entra en una pastelería: hay que tener frialdad y controlarse.

-¿Y encuentra muchos tesoros?

-Alguno, en bibliotecas particulares, pero cada vez menos. Antes era normal encontrarte 4 o 5 anaqueles del XIX, uno del XVIII y algún libro suelto del XVII. Ahora eso es hallar una joya.

-¿El libro más rentable que tuvo?

-Uno carísimo. Dieron por él casi un millón de pesetas de hace nueve años. Era un tratado muy antiguo sobre los descubrimientos en América.

-¿Y por el que usted pagó más?

-Las «Relaciones de Antonio Pérez», hecho en París, pero que no llegó ni de lejos al precio del libro sobre América.

-¿Le pidieron un imposible?

-El señor que quería un libro sobre el Antiguo Egipto con fotos originales. «Lo querrá con fotos originales de los descubrimientos arqueológicos», le dije. «Que no, que no, que me han dicho que lo hay con retratos originales de los faraones». «No había fotos». «Sí, sí». «Pues me doy por vencida, señor -no pude por menos-: ése no lo tengo».

Impulso romántico _ Tuvo 4 librerías hasta que Barrios volvió hace 9 años a la Feria de Moyano tras el recuerdo de una niñez agarrada a la mano del padre. En la caseta 18 (itziararranzlibros.com) vende libro viejo y ve niños nuevos en el teatrillo que los domingos a las 12 hacen para ellos.

Fuente: ABC.es

2 comentarios:

AlexandreSM dijo...

Que nostalgia me da recordar la Cuesta Moyano... Me traje un cargamento de libros de allí.

Me da pena de esos libros olvidados que como dice en el artículo son entregados, sin ni siquiera saber el valor que poseen en su interior.

Arwen dijo...

Sí, es cierto, Alex. De repente encuentras fotos, cartas o dedicatorias que parten el alma, pero también forman parte de la vida del libro.

Vota este blog en Bitacoras.com ¡Gracias!

votar