FLASH DE NOVEDADES:

Citas de Heinrich Heine: "Si quieres viajar hacia las estrellas, no busques compañía" █ "Los sabios emiten ideas nuevas; los necios las expanden". █ "La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca". █ "Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres". █ "Un amigo me preguntaba porqué no construíamos ahora catedrales como las góticas famosas, y le dije: Los hombres de aquellos tiempos tenían convicciones; nosotros, los modernos, no tenemos más que opiniones, y para elevar una catedral gótica se necesita algo más que una opinión."

Ciudadanos de Babia

14.5.09

Instrucciones para llorar

Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente.Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraido el hábido de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca.
Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia dentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.


Cortázar, Julio, Historias de cronopios y de famas, 2007, Punto de Lectura,S.L., Madrid, p.14

3 comentarios:

Juan Malva Pastor dijo...

Que bueno esto del llanto intentaré practicarlo correctamente hasta ahora había sido autodidacta pero después de esta lección podré decir que lo he estudidiado,que bueno esto del llanto, un saludo y salud.

Jaime López dijo...

Cortázar nos da una clase magistral de como debemos llorar y sin duda muchos no la olvidaremos cuando nos toque pasar un mal trance.

Saludos Malva.

Arwen dijo...

También es una buena manera de reírse de uno mismo, si se tiene el valor, cuando se está llorando, y se puede evitar. Cuando uno se mira demasiado el propio ombligo, y duele, pero puede mirar hacia otro lado. Y lo consigue, sale de su victimismo. Entonces es cuando te ríes de ti mismo, y te recuperas. En ese momento se es capaz de escribir algo tan brillante y de reírse de ello, de mirar otros mundos.

Vota este blog en Bitacoras.com ¡Gracias!

votar