FLASH DE NOVEDADES:

Citas de Heinrich Heine: "Si quieres viajar hacia las estrellas, no busques compañía" █ "Los sabios emiten ideas nuevas; los necios las expanden". █ "La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca". █ "Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres". █ "Un amigo me preguntaba porqué no construíamos ahora catedrales como las góticas famosas, y le dije: Los hombres de aquellos tiempos tenían convicciones; nosotros, los modernos, no tenemos más que opiniones, y para elevar una catedral gótica se necesita algo más que una opinión."

Ciudadanos de Babia

27.4.09

Motivos para escribir, según George Orwell

"Dejando aparte la necesidad de ganarse la vida, creo que hay cuatro grandes motivos para escribir, por lo menos para escribir prosa. Existen en diverso grado en cada escritor, y concretamente en cada uno de ellos varían las proporciones de vez en cuando, según el ambiente en que vive. Son estos motivos:

1. El egoísmo agudo. Deseo de parecer listo, de que hablen de uno, de ser recordado después de la muerte, resarcirse de los mayores que lo despreciaron a uno en la infancia, etc., etc. Es una falsedad pretender que no es este un motivo de gran importancia. Los escritores comparten esta característica con los científicos, artistas, políticos, abogados, militares, negociantes de gran éxito, o sea con la capa superior de la humanidad. La gran masa de los seres humanos no es intensamente egoísta.

Después de los 30 años de edad, abandonan la ambición individual -muchos casi pierden incluso la impresión de ser individuos y viven principalmente para otros, o sencillamente los ahoga el trabajo. Pero también está la minoría de los bien dotados, los voluntariosos decididos a vivir su propia vida hasta el final, y los escritores pertenecen a esta clase. Habría que decir "los escritores serios", que suelen ser más vanos y egoístas que los periodistas, aunque menos interesados por el dinero.

2. Entusiasmo estético. Percepción de la belleza en el mundo externo o, por otra parte. en las palabras y su acertada combinación. Placer en el impacto de un sonido sobre otro, en la firmeza de la buena prosa o el ritmo de un buen relato. Deseo de compartir una experiencia que uno cree valiosa y que no debería perderse. El motivo estético es muy débil en muchísimos escritores, pero incluso un panfletario o el autor de libros de texto tendrá palabras y frases mimadas que le atraerán por razones no utilitarias; o puede darle especial importancia a la tipografía, la anchura de los márgenes, etc. Ningún libro que esté por encima del nivel de una guía de ferrocarriles estará completamente libre de consideraciones estéticas.

3. Impulso histórico. Deseo de ver las cosas como son para hallar los hechos verdaderos y almacenarlos para la posteridad.

4. Propósito político, y empleo la palabra "político" en el sentido más amplio posible. Deseo de empujar al mundo en cierta dirección, de alterar la idea que tienen los demás sobre la clase de sociedad que deberían esforzarse en conseguir. Insisto en que ningún libro está libre de matiz político. La opinión de que el arte no debe tener nada que ver con la política ya es en sí misma una actitud política."

*George Orwell (1903–1950) fue un escritor británico, crítico del imperialismo inglés y del totalitarismo fascista y estalinista. De hecho, inspirado en este último régimen, escribió sus dos obras más famosas: Rebelión en la granja y 1984. También fue crítico literario y ensayista.

6 comentarios:

Arwen dijo...

¿Y los que escribimos por necesidad, como desahogo, como terapia y por vocación?
Enumera una parte muy cierta, pero negativa. ¿Dónde está lo positivo???
Leer abre los horizontes de las personas. Nunca eres el mismo después de acabarlo, ni de leer un poema.
Así que, mirado de ese modo, si un libro tras otro nos mueve la maquinaria que deberíamos utilizar para pensar, no debe importarnos mucho la intención del escritor. Siempre estoy agradecida. Pues leeré a otr@ que contraste su opinión y elaboraré poco a poco la mía propia.
Interesantísimo artículo, Jaime.
Siempre nos ofreces lo mejor.
Un abrazo enorme.

Jaime López dijo...

Tus comentarios son dignos de quitarse el sombrero. Opino igual que tu.

Gracias por ser como eres.

TE QUIERO.

Martikka dijo...

Con la cuarta razón ya no estoy tan de acuerdo, pero las otras son muy interesantes. Gracias por la nota y un saludo.

Arwen dijo...

Un saludo, Martikka. Me alegro de volver a verte.

Juan Murillo dijo...

Yo si estoy de acuerdo con la cuarta razón en el sentido de que todos deseamos que lo que escribimos tenga algún tipo de efecto sobre el lector. En la lectura de un buen libro o un buen artículo se produce un cambio interior en el lector, por pequeño que sea, de modo que si que existe una finalidad en cierto modo política al escribir.

Arwen dijo...

Yo también estoy de acuerdo con usted, Juan, en cuanto a que en algunos escritores o políticos existen razones políticas, claro que entonces, ¿son escritores o políticos que escriben política con una finalidad? Macquivelo escribió El príncipe, Hitler, Mi lucha, y, bueno, desgraciadamente parece que a este último le dio buen resultado (todavía se venden en casetas de libro antiguo y de ocasión), y así podríamos seguir. También filósofos han escrito sobre política. Acaso ellos, unos más acertadamente que otros, bajo mi criterio, han pretendido mejorar el mundo o aportar su grano de arena, pero han tenido su finalidad política como fin primero y último.

Vota este blog en Bitacoras.com ¡Gracias!

votar