FLASH DE NOVEDADES:

Citas de Heinrich Heine: "Si quieres viajar hacia las estrellas, no busques compañía" █ "Los sabios emiten ideas nuevas; los necios las expanden". █ "La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca". █ "Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres". █ "Un amigo me preguntaba porqué no construíamos ahora catedrales como las góticas famosas, y le dije: Los hombres de aquellos tiempos tenían convicciones; nosotros, los modernos, no tenemos más que opiniones, y para elevar una catedral gótica se necesita algo más que una opinión."

Ciudadanos de Babia

2.10.08

El arte y la ideología: Daniel Barenboim

De otras ramas del arte se espera más. Que un escritor sea cuestionado por los contenidos de sus libros (y que incluso por eso se lo agreda, detenga o asesine; basta recordar a los poetas y narradores desaparecidos durante la última dictadura argentina o a figuras como Reinaldo Arenas, en Cuba) es algo conocido. Que un pintor se pase de la raya por haber elegido motivos indecorosos o porque se entienda que sus retratos burlan, no dignifican a los retratados, también. Pero que un músico (que además suele ejecutar piezas clásicas, muchas veces carentes de letra) sea criticado por asuntos que no tienen que ver directamente con el arte sino con dimensiones ideológicas o políticas, no es tan habitual.

Pero así le pasa frecuentemente al reconocido músico argentino-israelí Daniel Barenboim. Él tiene la dudosa suerte de sobresalir no sólo como gran pianista y eximio director de orquesta, sino también como figura influyente -muy cuestionada por algunos, admirada por otros- en el plano político.

Ocurre que que Barenboim tiene una opinión definida respecto del delicado conflicto Medio Oriente y es crítico respecto de la política israelí en los territorios palestinos. Además de esto, realiza gestos muy visibles y simbólicos, como llevar a cabo un concierto en la ciudad cisjordana de Ramallah. Esta ocurrencia, por ejemplo, le valió al músico una amenaza de parte de miembros del grupo de extrema derecha Kach.

Ya se había ganado furiosas acusaciones de parte de instituciones israelíes en 2001, cuando interpretó en ese país un fragmento de Richard Wagner, músico al que se le atribuyen tendencias antisemitas y que era uno de los compositores favoritos de Hitler. Esto generó una gran controversia y se lo llegó a tildar de "pro nazi".

Desde hace tres años, Barenboim dirige, además, una orquesta conformada por jóvenes israelíes y palestinos, con la intención de generar concordia entre ambos pueblos.

Todo lo cual resulta lo suficientemente provocativo para que, hace menos de dos semanas, activistas israelíes lo amenazaran en su casa de Jerusalén. Los organizadores del festival en el que está participando (el Festival de Música de Cámara de esa ciudad) decidieron ponerle guardaespaldas a disposición. Y las amenazas no pasaron a mayores, pero sí nos permiten pensar un poco el tema de las relaciones del arte y otras esferas, y la validez o no de la censura.

Tomemos el caso de Wagner. El hecho de que de sus obras se pueda desprender un mensaje racista, ¿las invalida? ¿Qué habría que hacer con ellas: no escucharlas, escucharlas o escucharlas con la debida prevención? Por otro lado, ¿puede un autor decir lo que quiera? Hemos citado casos, en el primer párrafo, en que la censura y los castigos que acarreó fueron del todo cuestionables; pero también hay circunstancias en que los mensajes de ciertas personas pueden ser realmente dañinos, al punto de que tal vez se pueda pensar en la legitimidad de algún tipo de censura... ¿O quienes dan malos mensajes no deben tener, directamente, derecho a la palabra? Por último, ¿se puede separar el logro artístico de la ideología del autor?

Editorial LibrosEnRed

2 comentarios:

Arturo Herrera dijo...

"Puedo no estar de acuerdo con lo que dices, pero daría hasta mi vida para que tengas el derecho de decirlo"
Voltaire ( Francois Marie Arouet)

Jaime López dijo...

Excelente aportación.
Gracias Arturo.

Vota este blog en Bitacoras.com ¡Gracias!

votar